Anatomía

La base del cráneo I (el mecanismo postural)

Ya que hablamos a cerca de los huesos que componen el cráneo, es hora de hablar de los músculos que se sujetan a su base.

La mayoría de nosotros -incluso aquellos que están familiarizados con el estudio de la anatomía- vemos el cuerpo como un agregado de muchas partes separadas. El bícep del brazo, el músculo abductor de la pierna, los músculos de la espalda -todo es visto por partes y sin tomar en cuenta los elementos que cumplen la función de organización del todo en general.

Cuando hablamos de la región del cuello y cabeza e intentamos verlo como un todo, parece estar conformada de una red incomprensible e indescifrable de músculos que deben ser estudiados uno por uno. Sin embargo, cuando consideramos que los músculos de dicha región se relacionan directa o indirectamente con la base del cráneo y el balance de la cabeza sobre la columna, se vuelve posible distribuir dichos músculos en sistemas distinguibles y comprensibles. Así que empecemos por tener una mirada general de los distintos sistemas musculares que existen en la región de la cabeza/cuello, mientras vemos de qué manera se relacionan con la base del cráneo.

Para empezar, tenemos que tener claro que la base del cráneo no corresponde a la parte inferior de la mandíbula, sino a la base de los pómulos. Esto es muy importante porque, cuando confundimos el cráneo con la mandíbula y algunas partes del cuello, perdemos la imagen clara de lo que es la cabeza y entonces no seremos capaces de “dirigirla” mientras nos movemos. Dicha confusión afecta también la idea que tenemos a cerca de nuestro cuello; funcionalmente, el cuello llega mucho más arriba de lo que creemos normalmente, y la cabeza articula con la columna no a la altura de la mandíbula, sino a la altura de los pómulos (en un punto intermedio entre ambos oídos y por detrás de los ojos).

La base del cráneo tiene varios puntos cruciales que debemos aclarar antes de poder seguir adelante. Obviamente, la finalidad del cráneo es la de proteger nuestro cerebro. En el medio de la parte inferior del cráneo existe un orificio llamado foramen magnum”. El tallo cerebral pasa a través de este orificio para formar la médula espinal, que recorre todo el largo de la columna, mandando terminales nerviosas a cada parte del cuerpo.

A continuación podrán ver imágenes de la base del cráneo y de las partes superior e inferior del hueso átlas, la primer vértebra de la columna:

 

 

Por el frente y a los costados del “foramen magnum” están los cóndilos occipitales, dos protuberancias que sirven de base para que la cabeza pueda articular sobre la primer vértebra de la columna, formando la articulación atlanto-occipital (llamada así debido a que se forma entre el atlas, o primer vértebra de la columna, y el occipucio). Este punto base de la articulación de la cabeza existe en todos los animales vertebrados; en los humanos, por supuesto, la columna es vertical y este es el punto en el que la cabeza se equilibra sobre la columna. El movimiento principal que podemos hacer con esta articulación es el de cabecear (flexión y extensión de la cabeza).

DireccionesA pesar de que la cabeza se equilibra en este punto, su balance no está totalmente centrado. Si observamos la ubicación de los cóndilos, podremos observar que el centro de gravedad de la cabeza está por delante de su punto de balance, lo que ocasiona que la cabeza caiga hacia delante por su propio peso. Esta tendencia de la cabeza de “caer” hacia delante contrarresta la actividad de los músculos de contraerse y tirarla hacia atrás, así es como el peso de la cabeza mantiene dichos músculos alargados. Esto facilita el alargamiento de la columna y estimula los reflejos que soportan nuestro cuerpo en contra de la gravedad. Este balance “desalineado” de la cabeza es un detalle muy importante, es algo que tenemos que tener muy en cuenta.

Este punto en el que la cabeza se encuentra ubicada sobre la columna pertenece al plano frontal, también llamado plano coronal de balance. Los canales semicirculares, que son los encargados de registrar el movimiento de la cabeza en el espacio, se localizan en este plano; tenemos tres en cada lado de la cabeza, dentro del canal auditivo. Cada uno de estos canales está encargado de registrar la orientación de una de nuestras tres dimensiones espaciales – el plano horizontal, el plano vertical y el plano transversal. Así podemos observar que el punto en el que nuestra cabeza se equilibra sobre la columna, es un punto crucial de nuestro funcionamiento.

El primer sistema de músculos que se relaciona con la base del cráneo y su balance sobre la columna está compuesto de los músculos posturales más profundos. Dichos músculos recorren la columna y se adhieren a la base del cráneo, al rededor del foramen magnum, como se puede observar en las siguientes imágenes:

 

 

El bulto en la parte trasera del occupucio (protuberancia occipital), es el punto principal al cual se adhieren los músculos que tiran la cabeza hacia atrás. Estos músculos forman el inicio del sistema de músculos extensores que recorren a lo largo toda la espalda y son la principal masa muscular que nos soporta en contra de la fuerza de gravedad.

En la siguiente presentación se puede observar cada una de las 6 capas musculares que se adhieren a la base del cráneo (en la protuberancia occipital):

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A cada lado de la parte trasera del cráneo, justo detrás del lóbulo de las orejas, se encuentra el proceso mastoides, una protuberancia ósea a la cual se adhiere el músculo esternocleidomastoideo. Este músculo, que conecta el esternón y la clavícula al proceso mastoides, tiene un trabajo muy importante dentro del sistema de flexión muscular y está relacionado con el trabajo de alargamiento de la parte del frente del cuerpo y con el balance de la cabeza. También hay músculos más pequeños que se encuentran en una capa más profunda y conectan de forma directa la base del cráneo con la columna justo en donde la cabeza descansa sobre el atlas; estos músculos son parte de un sistema de músculos más pequeños que también recorren todo el largo de la columna y desempeñan un trabajo crucial para la postura.

Músculo esternocleidomastoideo:

 

 

En resumen podemos decir que los músculos flexores del frente, los extensores de atrás, y los músculos de las capas más profundas se adhieren a la base del cráneo y están directamente relacionados con el balance de la cabeza sobre la columna.

En el próximo artículo hablaré de los músculos que tienen funciones relacionadas con el aparato vocal y que también forman parte de los sistemas musculares que se encuentran adheridos al cráneo.

Para más información sobre las clases y talleres, da click en el siguiente link:

Clases y contacto

Bibliografía:

Theodore Dimon Jr., Anatomy of the moving body

Imágenes:

Felipe Bojórquez